Globalización


La globalización, entendida como proceso vital dentro de un sistema abierto.


Proceso vital. La vida es global.


La persona es global: personalidad, relaciones sociales, aprendizajes más disciplinares.


Se crean contextos sociales, estables, que nos dan idea de proceso y complementarios, en los que se generan situaciones vitales donde el alumnado puede vivir y ser, y porque vive aprende.

Se concibe el Centro en su globalidad. Por eso se crean unas estructuras organizativas y de formación: sociales, estables y complementarias), que nos permite a cada persona vivir, ser, crecer desde nuestra propia función, y gestionar el Centro con una visión de globalidad.

 

Sistema abierto.


Decimos Sistema porque sus componentes: personas, elementos físicos, intencionalidad educativa, estructura organizativa, actividades vitales, metodología, recursos, etc. están en constante interacción, y sólo en función de su ordenación sistemática e interactiva adquiere sentido cada uno de ellos. El todo no es la suma de las partes concebidas como estáticas o en compartimentos estancos. Es un sistema de trabajo, no un método, un sistema interdisciplinar, conceptual, organizativo, de planificación, de reflexión, de análisis, de toma de decisiones. No existe ningún elemento aislado. En el sistema se integran todas las relaciones que se generan.


Acoge a todas y a cada una de las personas y en diferentes estructuras.

No es algo acabado. Decimos Sistema abierto como la propia vida. Capaz de ir modificándose constantemente, acogiendo desde dentro - no uniendo - nuevos elementos que surgen, creando nuevas interacciones sin perder por ello su ordenación sistemática.